Con el paso del tiempo el obtener un resultado de algo se ha vuelto cada día mucho más exigente en el sentido que queremos que todo sea más rápido y efectivo y 100% a la mano, que no demande esfuerzo ni mucha lógica para realizar la(s) tareas(s).

Teniendo en cuenta lo anterior, supongamos que entramos a un supermercado o a una tienda departamental buscando algún ítem o ítems en particular pero al entrar vemos que no hay ningún tipo de orden o clasificación y que además no cuentan con una descripción sobre los componentes de dichos ítems o sus especificaciones y al final, después de mucho buscar y revisar vemos que tampoco tiene precio y no sabemos si tiene o no un tipo de garantía que nos dé una seguridad ante cualquier desperfecto…

¿Sería una locura no? Definitivamente no sería una actividad redituable para el dueño de dicho local ya que la gente dejaría de ir a consumir o podría tener un mundo de quejas e inconformidades por parte de clientes.

Ahora, trasladémonos al mundo de TI donde en una organización se pueden encontrar demasiados tipos de elementos de configuración (configuration items) los cuales cuentan con sus propios atributos y que además tienen un relacionamiento entre si lo cual debemos de mantener actualizada ya que nos ayudará a la toma de decisiones rápidas y seguras ya que va de la mano con la gestión de riesgos al realizar alguna actualización, integración o retiro de un servicio o de un CI.

Como vemos en la imagen anterior, podremos observar (de una manera sencilla) como podemos realizar un relacionamiento entre los CI’s de una organización la cual nos da una idea de como podemos gestionar un servicio a través de los activos dentro de la organización, donde visualmente podremos detectar como proceder ante un cambio y además si es que tenemos algún CI faltante o alguna relación fuera de lugar.

Shadow IT, la némesis de ITAM

Probablemente el término de “Shadow IT” sea un poco desconocido, pero no por eso no podemos dejar de tenerlo en cuenta.

¿Pero que es “Shadow IT y porque es tan importante?

El integrar o anexar elementos de TI a una infraestructura desde una entidad que no sea el departamento “central” o “corporativo” de TI y que además no sea notificado, se le denomina como Shadow IT, ya que no se encuentra “a la vista” del o los administradores de TI y esto representa un riesgo bastante grande, principalmente en cuestiones de seguridad por no ser integrado de acuerdo a las políticas o gobernanza establecida por la organización, por lo tanto es muy importante contar con una solución que nos ayude con el descubrimiento de dichos activos para tomar las acciones necesarias.

El ciclo de vida de la gestión de activos

El tener claro el ciclo de vida de los activos es muy importante ya que nos ayudará a tener una visión holística sobre el estado de los activos-componentes así como conocer el estado financiero y por quienes fue provisto, por lo que administrativamente nos da mucho más beneficios que el no tener dicho ciclo. A continuación les compartimos el ciclo de vida de los activos.

Lo que no se mide, no se mejora

Como todo dentro de TI, también los activos y lo que los rodea es totalmente medible, por lo tanto, se debería de estar midiendo, y no hablamos desde el enfoque de IT Operations Management (ITOM) si no más en las siguientes categorías:

  1. Indicadores de disponibilidad.

  2. Indicadores funcionales.

  3. Indicadores de costos.

  4. Indicadores de confiabilidad.

  5. Indicadores de gestión de materiales.

  6. Indicadores de gestión de órdenes de trabajo.

Otras métricas a considerar:

MTTR: Mean time to recovery (Tiempo medio de recuperación)

MTTR: Mean time to resolve (​​Tiempo medio para resolver)

MTTR: Mean time to respond (Tiempo medio para responder)

MTTF: Mean time to failure (Tiempo medio hasta el fallo)

Así también, para la gestión de activos se encuentran normas oficiales las cuales te darán una guía bastante amplia sobre como se debe de realizar una gestión con vistas a ser certificada:

☐ ISO 55000 (Gestión de activos: descripción general, principios y terminología)

☐ ISO 55001 (Gestión de activos — Sistemas de gestión — Requisitos)

☐ ISO 55002 (Gestión de activos — Sistemas de gestión — Directrices para la aplicación de la ISO 55001)

Ahora que tienes la información necesaria, a descubrir, clasificar, definir valores y ¡listos para certificarnos como gestores de activos!

¡Hasta pronto!