Monitorear el rendimiento de la infraestructura de servidores es crucial para cualquier organización. Si bien las métricas como el estado y la disponibilidad a veces son suficientes para medir la eficiencia general, obtener visibilidad de más detalles, como los procesos subyacentes, las tareas y los trabajos programados, a menudo es crucial para no solo identificar un problema de rendimiento, sino también aislar su causa raíz. Los procesos de servidor, ya sea en procesos de Windows o Linux, son uno de los componentes que se deben monitorear para mejorar la eficiencia operativa de los servidores.

El monitoreo de procesos le permite establecer umbrales de memoria para un proceso que se ejecuta en su equipo Windows o Linux, de modo que recibirá una alerta si la utilización del proceso de cualquiera de estos recursos alcanza algún nivel crítico preestablecido.

Al proporcionar acceso a la información detallada de los eventos generados en los endpoints, el monitoreo de procesos ofrece una rápida visión de los eventos críticos, además de lo que está disponible en los datos del log estándar.

Desafíos en los procesos de monitoreo

Los sistemas de TI empresariales tienen un flujo constante de procesos que se inician y se detienen, pero los procesos se registran de forma incoherente, lo que hace que sea difícil monitorearlos sin un registro independiente del evento. El gran volumen de actividades hace que sea difícil identificar los procesos que fallan o que no son fiables. El software de monitoreo de procesos ayuda a superar estos retos.

El monitor de procesos de OpManager ofrece una visibilidad detallada de todos los parámetros críticos de su servidor, lo que ayuda a evitar tiempos de inactividad inesperados al vigilar los recursos consumidos por los procesos de Windows o Linux y avisarle en caso de que se viole el umbral.

OpManager puede alertar automáticamente sobre los procesos no aprobados cuando se inician en los servidores y dispositivos controlados. Se pueden utilizar herramientas de visualización adicionales para asignar todas las ubicaciones dentro del entorno en las que se está ejecutando el mismo proceso para realizar un análisis forense y de causa raíz rápido.

Estado de los procesos: El estado y la disponibilidad del servidor son indicadores que se pueden ver rápidamente en un dashboard sobre el estado general del servidor. Sin embargo, el estado del proceso es una métrica importante en lo que respecta al monitoreo de procesos. Esto nos indica si el proceso está activo o si hay un error en dicho proceso. Cuando se trata de procesos críticos, este es el parámetro más importante.

Identificación de errores: El estado de un proceso es un indicador de si el proceso está libre de errores o si tiene un problema subyacente. En el caso de este último, una alerta podría ayudar a minimizar el tiempo de resolución de problemas, especialmente si el proceso permite que una aplicación crítica para el negocio se ejecute en el servidor.

Process Monitoring - ManageEngine OpManager

Plantillas de proceso para la gestión de alarmas

Si bien es importante monitorear los procesos críticos del servidor, también es importante generar señales de alerta cuando se produzca un problema de rendimiento inesperado. Una única ventana dentro de OpManager permite a los usuarios configurar plantillas de proceso.

Estas plantillas facilitan el proceso de resolución de problemas al minimizar el tiempo necesario para diagnosticar el origen de un problema. Las plantillas de proceso se pueden aplicar a servidores individuales, así como a varios servidores que tienen funciones de operación similares.

Process Monitoring Software- ManageEngine OpManager

Alertas, acciones e informes  

El kit de herramientas de monitoreo de procesos de OpManager incluye un módulo de gestión de fallos que puede activar alertas (correo electrónico o SMS) o notificar a un técnico (mediante una alarma web o mediante el registro de un ticket) cuando un proceso en particular supere el umbral establecido. Además de estas funciones de monitoreo proactivas, OpManager también permite ejecutar un script o archivo por lotes para resolver las anomalías imprevistas de la red.

Por ejemplo, puede reiniciar un servicio o servidor en particular, cuando un proceso excede un límite establecido. Todos los datos de los procesos monitoreados también se almacenan para generar gráficos, analizar tendencias y crear informes.

Process Monitoring Tools - ManageEngine OpManager

Si necesita una herramienta para monitorear su infraestructura de servidores, especialmente una que ofrezca un monitor de procesos o servicios Windows o Linux, pruebe OpManager. Descargue su prueba gratuita de 30 días de la versión completa de OpManager. También puede programar una demostración gratuita con un experto en productos.

OpManager forma parte del conjunto de soluciones de ITOM de ManageEngine. Además del monitoreo de redes, este paquete también ofrece soluciones para optimizar el monitoreo de servidores y la gestión de direcciones IP y puertos de switch, entre muchas otras cosas. Por eso, las soluciones de ITOM de ManageEngine son la opción ideal para más de un millón de administradores de TI en todo el mundo.